Túnel de transmisión eléctrica de Cerro Navia saldrá en documental de la BBC

Túnel de transmisión eléctrica de Cerro Navia saldrá en documental de la BBC

El proyecto fue escogido como un ejemplo de convivencia entre la energía y las comunidades. Reemplazó a cinco torres de alta tensión y en su lugar ahora hay un pequeño parque.

A lbertina Díaz, presidenta de la Junta de Vecinos N7B de la Villa Nueva Yugoslavia, en la comuna de Cerro Navia, dice que cinco años atrás, las cinco torres de transmisión eléctrica que tenían enfrente eran todo un problema. “Era un sitio eriazo donde la torres afeaban el lugar, hacían un ruido constante, se prestaban para que personas botaran basura y para que gente se instalara a vivir abajo”, cuenta.

En 2017, la historia cambió. Ese año la compañía Transelec, que se adjudicó en una licitación la línea que pasaba por el lugar, sacó las torres y condujo los cables por un túnel de 1,5 kilómetros de largo, justo el trecho que pasaba frente a la Villa Yugoslavía. En la superficie, construyeron un parque que cambió el paisaje.

El proyecto de Transelec, junto a una iniciativa ISA InterChile de cooperación con una comunidad diaguita de Freirina, en Copiapó, fueron seleccionados por World Energy Council (WEC) para exponerlos en el documental online de la BBC StoryWorks, “Humanasing Energy” (humanizando la energía). En este, se presentan diversos proyectos que han cambiado a las comunidades donde se emplazan, beneficiando la vida cotidiana de sus habitantes.

El WEC, organización internacional que reúne a líderes públicos, privados y de la academia que abordan los temas energéticos más relevantes, revisó 80 proyectos del mundo, de los cuales se escogieron 12. “World Energy Council, que reúne a más de 3.000 organizaciones a nivel global, escogió las dos iniciativas chilenas porque generaban un impacto real y positivo en muchas personas que vieron mejorar su calidad de vida. La empresa capturó el espíritu de nuestro propósito que es humanizar el sistema energético”, explica María Trinidad Castro, directora ejecutiva de WEC Chile.

Soterrar la línea, que va de Lo Aguirre a Cerro Navia, fue complejo, según explica Verónica Gajardo, gerenta de la zona centro de Transelec: “Hacer está línea de transmisión subterránea fue un gran desafío, ya que tiene una capacidad de 1.500 MW, muy grande, lo que requirió usar cables de 14 centímetros de diámetro y un túnel de 1.500 metros y nueve de diámetro. Clave fue la construcción, que no debía ser disruptiva con la comunidad y tenía que respetar el posible patrimonio arqueológico y paleontológico que se pudiese encontrar. Por ello no se usó maquinaria y en el periodo de más trabajo participaron 300 personas”, explica Gajardo.

“Otro tema clave es que para su construcción se convocó a los vecinos y, de manera participativa, se realizaron mejoras en una extensión de 2.500 m2 de áreas verdes y un plan maestro para el futuro del sector, incluyendo la sede social, capacitaciones, conectividad wifi y apoyo a las familias durante la pandemia”, agrega Gajardo.

El túnel reemplazó cinco torres y el tendido en el sector fue complementado por torres monopostes que ocupan un 90% de menos espacio que las reticuladas, que son las clásicas torres de alta tensión.

Un dato interesante es que la línea transporta hacia Santiago las energías limpias generadas en el norte del país.

La alternativa subterránea reduce el impacto de este tipo estructuras, un tema medioambiental emergente. “Generan impactos de diferentes orden: al paisaje visual y también pueden afectar el patrimonio cultural en lugares de particular significado; además, durante su instalación y traslado pueden afectar la biodiversidad, generan ruido. Otro tema, del que se sabe menos, es la generación de campos eléctricos y electromagnéticos que pueden afectar la salud”, explica Valentina Durán, directora del Centro de Derecho Ambiental de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Su instalación debe cumplir con las regulaciones establecidas en el Decreto 109 del ministerio de Energía que determina temas como el diseño, calidad y seguridad de las instalaciones para las personas que transitan cerca.

Albertina Díaz resume el resultado del proyecto: “Antes daba miedo pasar cerca, porque el ruido daba miedo y una se daba una vuelta muy larga para evitarlas. Ahora tenemos un parque, con pasto, árboles, juegos para los niños, una pista de resalto para bicicletas y asientos donde una se puede sentar y tomar sombra”, dice.

Fuente: LUN

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.