Sistema de túneles subterráneos para el manejo de aguas servidas se construye en Tumbaco y Cumbayá, en el nororiente de Quito

Sistema de túneles subterráneos para el manejo de aguas servidas se construye en Tumbaco y Cumbayá, en el nororiente de Quito

Fuente: El Universo

El proyecto de la Epmaps, adjudicado a Inmosolución, es uno de los observados por Contraloría General del Estado

Patricio Gordón, habitante del barrio El Arenal, de Tumbaco, conoció el sistema de túneles subterráneos que se construye en su parroquia. “Me llamó la atención saber que hay gente que está trabajando debajo de nosotros sin que nos imaginemos”, recalcó. “Acá las inundaciones eran algo complejo, se hacía un caos el tráfico, las casas se inundaban, los muebles se humedecían”, recuerda Gordón.

Bajo las parroquias de Tumbaco y Cumbayá, ubicadas en el valle nororiental de Quito, se construye un sistema de túneles dedicados al transporte de aguas servidas y agua lluvia con el fin evitar inundaciones y cuidar las quebradas de la zona.

En total son 15 kilómetros de túneles de captación que prevén ser terminados hasta mayo del 2022. La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps – Agua de Quito) contrató a Inmosolución para ejecutar la red de conexión subterránea que también incluye 45 kilómetros de tubería para alcantarillado.

Esta obra avanza a pesar de las observaciones de Contraloría General del Estado que realizó a varios contratos de Epmaps y de la presunta triangulación entre el Municipio de Quito y dos empresas, entre ellas, Inmosolución. Actualmente se encuentran en investigación previa, junto a exgerentes de Epmaps y Epmmop.

El proyecto tiene un valor aproximado de $ 22´000.000. Según el gerente técnico de la Epmaps, Fabián Moreno, se han ejecutado cerca de $15´000.000, es decir el 68 % del proyecto.

Moreno también resaltó que actualmente están laborando 200 personas, aproximadamente, las que están distribuidas en los cuatro subproyectos restantes. Uno ya fue terminado, el de Cumbayá.

Según información de Agua de Quito, los túneles subterráneos tienen 2,10 metros de altura y 1,20 de ancho. Su estructura es de hormigón y recolectarán las aguas servidas por medio de interceptores sanitarios con tuberías de PVC de 300 y 800 milímetros de diámetro.

William Hernández, superintendente de obra de Inmosolución explicó que el trabajo realizado en los túneles es manual. En algunas zonas se avanza de manera rápida, porque el material de la tierra es cangahua. Sin embargo, existen otros sitios que tienen roca, en estos el avance es de 60 centímetros, aproximadamente, cada día.

Lo único que usan los trabajadores es un taladro, picos, palas, barras y combos. “No se puede usar dinamita porque los trabajos se encuentran bajo los domicilios de las parroquias, por lo que generaría hundimientos”, argumentó Hernández.

En distintos sectores se instalaron casetas fijas. Dentro de las mismas existe una especie de bodega con ingreso a los túneles, esto sirve para la extracción de material y acceso para los trabajadores.

Deysi Martínez, administradora zonal de Tumbaco, indicó que han gestionado todos los permisos de uso público para la instalación de estas casetas. En total 25 se encuentran instaladas en distintos sectores, aunque han causado molestias en los habitantes, las autoridades recalcaron la necesidad de las mismas. También informaron que a partir de la siguiente semana empezarán a levantar algunas..

Para Lorena Brito, presidenta del GAD Tumbaco, por la constante población de la parroquia prevén que llegue a 200.000 habitantes. Por ello ve con buenos ojos este sistema que tendrá la capacidad de permitir el manejo de aguas servidas y evitar represamiento de agua.

“La parroquia de Tumbaco siempre se inundaba en diferentes sectores porque el sistema de alcantarillado colapsaba, es indispensable hacerle conocer a la comunidad que esta obra, que no se ve, beneficiará a la población por un sistema que no fue cambiado hace más de 30 años”, enfatizó.

Este sistema de túneles permitirá el transporte de líquidos que antes era destinados por tuberías hacia las quebradas Yanahurco, Chaquiscahuycu, Patagua, Payaso, Río Grande, Jatunhuaycu y Río San Pedro. Por el momento seguirá desfogando a estas quebradas, pero, con menor afectación y según prevén las autoridades se conectará a futuro con una planta de Tratamiento de Aguas Residuales Vindobona.

Observaciones de Contraloría General del Estado

Este es uno de los contratos de empresas municipales que han sido observados por la Contraloría General del Estado. El informe aprobado en marzo de 2021 contiene varias observaciones, entre las principales, las siguientes:

  • El contrato para el mejoramiento del sistema de alcantarillado, interceptores y extensión de sus redes en Tumbaco y Cumbayá se ejecutó bajo la modalidad de régimen especial, sin demostrar el beneficio de invitar a un solo proveedor.
  • En el contrato para el mejoramiento del sistema de alcantarillado no constó el requerimiento de experiencia, detalle del equipo asignado y compromiso para el proyecto. Esto no permite exigir que demuestre su capacidad técnica y operativa.
  • Se pagó fuera del plazo contractual el mejoramiento del sistema de alcantarillado a la contratista Inmosolución S. A., lo que ocasionó el incumplimiento del flujo de fondos previstos en el contrato.
  • Inmosolución S. A. suscribió convenios con otras empresas para ejecutar el proyecto de mejoramiento de alcantarillado, pese a que este aspecto no constó en su oferta, ocasionando que los trabajos no sean ejecutados por la contratista, ya que esta no contaba con la capacidad técnica y operativa.
  • La fiscalización de los pozos de revisión del proyecto de alcantarillado aprobó estas obras antes de su culminación, ocasionando que se adelante el pago a Inmosolución S. A. por trabajos que no estaban concluidos a la fecha de corte del examen especial.

Por su parte, la Epmaps emitió un comunicado recalcando que en las observaciones emitidas por Contraloría “no se han determinado responsabilidades civiles, penales, ni administrativas”. Además, informaron que las recomendaciones ya han sido aplicadas.

Las autoridades solicitaron que la ciudadanía colabore con el cuidado de las quebradas de Quito evitando arrojar basura, escombros, etc. También solicitaron que denuncien a quienes realicen estas prácticas al igual que el robo de alcantarillas. (I)

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *